Pierre Bittar – Artista impresionista francés  
 

 

22 de Agosto del 2011

Nº De pintura 2

El Evento más grande de todos los tiempos

¿Cuál podría ser mejor evento que cuando nuestro Creador, el Creador del Universo, descendió y moró con nosotros en la tierra? Esto aconteció en Belén, una pequeña ciudad de Israel, hace 2000 años.

Esto es lo que Dios nos ha anunciado a través de sus profetas cientos de años antes de que viniera al mundo.

El nacimiento de Jesús

Isaías 9:6

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado. Y el principado sobre su hombro. Y se llamará su nombre: Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

 

Miqueas 5:2

“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá,
de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.*”

*El pasado lejano = para siempre = eternidad


 

Lucas 2:7-16
7 Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.
8 Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.
9 Y se les presentó un ángel del Señor y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor.
10 Pero el ángel les dijo: —No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:
11 que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.
12 Esto os servirá de señal: hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.
13 Repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios y decían:
14 «¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!»
15 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: —Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido y que el Señor nos ha manifestado.
16 Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

El propósito de las siguientes explicaciones es para ayudar a aquellos que no son familiares con las Escrituras y están dispuestos a leer y comprender para creer.

Dios: Existe una Santísima Trinidad, que es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en un solo y único Dios.  Un Dios trino.

Cuando nos referimos a cualquiera de las tres partes, nos estamos refiriendo a un único Dios. Dios existe desde la eternidad. Está fuera del reino del tiempo y el espacio. Por lo tanto, no fue creado y es eterno. Dios es nuestro Creador y el Creador del Universo. Dios considera Su creación del Hombre como su obra maestra. Por lo tanto, Él vino a este mundo para salvarnos de la muerte eternal porque Su amor por nosotros no tiene límite. Él nos creó con tres partes: cuerpo, alma y espíritu. El cuerpo nos permite vivir en este mundo. Es por eso que somos visibles a los demás. Cuando el cuerpo ha cumplido su misión, muere. Luego el espíritu es liberado del cuerpo y vive por la eternidad, ya sea con Dios o lejos de Él. Estar con Dios es llamado vida eterna, y estar lejos de Él es llamado muerte eterna. Cuando leemos en la Biblia que el Hijo de Dios vino para salvarnos de la muerte eterna, la Biblia se refiere a nuestro espíritu y no a nuestro cuerpo físico. El alma, que es diferente al cuerpo y al espíritu, es nuestra persona íntima, la que decide si hacer el bien o el mal, según nuestro libre albedrío, el cual nos fue dado por Dios el día en que fuimos concebidos, y seguirá a nuestro espíritu el día que muramos.

La Palabra de Dios: La Palabra de Dios es la fuente de toda su Creación. Cuando leemos Génesis, el primer libro de la Biblia, vemos que la creación ocurrió según su Palabra. “Sea”, dijo Él, y fue.

Después de esta simple y rápida explicación, veamos algunos versículos de la Biblia con respecto al nacimiento de Jesucristo.

En el principio ya era el Verbo. Y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En el Verbo estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
Juan 1:1-5
 
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad. y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre.
Juan 1:14
 
Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.
Juan 5:11-13

 

 
  

La vida de nuestro Señor

Introducción 1 – La Anunciación 2 – El nacimiento de Jesús 3 – Huida a Egipto
4 – En el templo con los médicos 5 – Los primeros cuatro discípulos 6 – Las bodas de Caná 7 - Jesus resucita al hijo de una viuda
8 – La alimentación de los 5000 9 – La última cena 10 – La traición de Judas 11 – La humillación de Jesús
12 – Crucifixión y muerte 13 – La resurrección de Jesús 14 – La ascensión Llevando la Palabra

NO DEJE QUE LA DUDA ROBE SU FE
COMPRENDER LA SANTÍSIMA TRINIDAD
La Santa Trinidad Revelada A través de una pintura
La Santa Trinidad
La Trinidad Humana Ahora y en la Eternidad
¿PODRÍAN EL JUDAÍSMO, EL CRISTIANISMO Y EL ISLAMISMO PONERSE DE ACUERDO EN UN SOLO DIOS?
¿Somos Células de Dios?
CRISTO ANTES Y DESPUÉS DE SU ENCARNACIÓN
MI CREENCIA EN DIOS
¿CÓMO PODEMOS NACER DE NUEVO?

Entrevista en Video Entrevista Animada de Radio
 
  
Galería Pierre Bittar
Pagina Principal