Pierre Bittar – Artista impresionista francés  
 

 

 

12 de Octubre del 2011

Nº De pintura 8

La alimentación de los 5000

La alimentación de los 5000

Juan 6:1-15
1 Después de esto, Jesús fue al otro lado del Mar de Galilea, el de Tiberias.
2 lo seguía una gran multitud, porque veían las señales que hacía en los enfermos.
3 Entonces subió Jesús a un monte y se sentó allí con sus discípulos.
4 Y estaba cerca la Pascua, la fiesta de los judíos.
5 Cuando alzó Jesús los ojos y vio que había venido a él una gran multitud, dijo a Felipe: —¿De dónde compraremos pan para que coman estos?
6 Pero esto decía para probarlo, porque él sabía lo que iba a hacer.
7 Felipe le respondió: —Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomara un poco.
8 Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo:
9 —Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados; pero ¿qué es esto para tantos?
10 Entonces Jesús dijo: —Haced recostar a la gente. Había mucha hierba en aquel lugar, y se recostaron como en número de cinco mil hombres.
11 Tomó Jesús aquellos panes y, después de dar gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; de igual manera hizo con los pescados, dándoles cuanto querían.
12 Y cuando se saciaron, dijo a sus discípulos: —Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.
13 Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido.
14 Entonces aquellos hombres, al ver la señal que Jesús había hecho, dijeron: «Verdaderamente éste es el Profeta que había de venir al mundo.»
15 Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerlo rey, volvió a retirarse al monte él solo.

Jesús había realizado muchos Milagros durante los tres cortos años de Su ministerio. Varias veces ocurrió que Él mismo desapareció de entre la multitud después de realizar el milagro. La razón es que la gente descubrió en Él al Mesías y lo quería convertir en rey de Israel. El problema era que ellos no comprendían la verdadera misión de la llegada del Mesías. Es cierto que los profetas hablaban de Él como un gobernante de Israel o como un rey, pero estaban hablando de Su Reino en el Cielo. La misión del Mesías era principalmente salvar a Su gente de la muerte eternal, mostrándoles el camino hacia la vida eterna. Como Cordero de Dios, vino para ser crucificado en la cruz y al derramar Su sangre, Él limpió sus pecados. Él mismo es la Vida Eterna, y al sacrificar Su vida por ellos, Jesús nos ha dado la oportunidad de tener vida eterna si creemos en Él.

 

 
  

La vida de nuestro Señor

Introducción 1 – La Anunciación 2 – El nacimiento de Jesús 3 – Huida a Egipto
4 – En el templo con los médicos 5 – Los primeros cuatro discípulos 6 – Las bodas de Caná 7 - Jesus resucita al hijo de una viuda
8 – La alimentación de los 5000 9 – La última cena 10 – La traición de Judas 11 – La humillación de Jesús
12 – Crucifixión y muerte 13 – La resurrección de Jesús 14 – La ascensión Llevando la Palabra

NO DEJE QUE LA DUDA ROBE SU FE
COMPRENDER LA SANTÍSIMA TRINIDAD
La Santa Trinidad Revelada A través de una pintura
La Santa Trinidad
La Trinidad Humana Ahora y en la Eternidad
¿PODRÍAN EL JUDAÍSMO, EL CRISTIANISMO Y EL ISLAMISMO PONERSE DE ACUERDO EN UN SOLO DIOS?
¿Somos Células de Dios?
CRISTO ANTES Y DESPUÉS DE SU ENCARNACIÓN
MI CREENCIA EN DIOS
¿CÓMO PODEMOS NACER DE NUEVO?

Entrevista en Video Entrevista Animada de Radio
 
  
Galería Pierre Bittar
Pagina Principal